My CBS, un saludo a su futuro


Samuel Samuel Arenas. Habiendo tenido que vivir en varios países desde su juventud, sus estudios de banca y finanzas le dieron siempre un lugar de trabajo y posteriormente el trasfondo para sus actividades de consultoría y asesoramiento. Su experiencia abarca varias áreas del campo financiero internacional pero su especialidad es el asesoramiento en la formación de estructuras comerciales internacionales y banca offshore ayudando a individuos y corporaciones en la obtención de sus objetivos.

Un testigo de los perversos efectos del socialismo encubierto tras el buen 'estado paternal', o del vigilante 'hermano mayor' sobre los ciudadanos a quienes dice favorecer, tiene una posición muy crítica al respecto y trata siempre de aconsejar a sus clientes de una forma conservadora: «trato de que el cliente siempre pueda mantener el valor real de sus bienes». Leer más

EL BLOG

Ver más artículos    

LIBERTARISMO vs. SOCIALISMO

  • Nigel Farage: «Esta UE es el nuevo comunismo. Es poder sin límites»   

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

TESTIMONIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

  • EEUU: Récord en renuncias a la ciudadanía   
  • Impuesto por respirar, instaurado en Venezuela   
  • Mayor banco portugués, Espírito Santo, en problemas   
  • Impuesto a la lluvia   

PAÍSES y ESTADÍSTICAS

  • Noruega (sin deuda pública)   
  • Paraguay   
  • Perú   
  • Singapur (sin deuda pública)   
  • Estadísticas y data sobre Chile   
  • Estadísticas y data sobre China   
  • Estadísticas y data sobre Perú   
  • Singapur (datos y hechos)   

Una Segunda Nacionalidad Para Sus Hijos:
Escogiendo Dónde Nazcan


TIEMPO DE LECTURA DE ESTE ARTÍCULO: 4 minutos y 9 segundos

28 de Agosto 2014

Se ha dicho que el morir es insoslayable. El lugar de nacimiento, en cambio, es un accidente que tiene corrección. Al llegar a la edad adulta, podemos decidir dejar de ser ciudadanos del país donde nacimos, y eventualmente optar por una residencia y nacionalidad distintas.

¿Dónde le gustaría nacer si tuviera la opción de hacerlo de nuevo? Aunque parece una pregunta sin sentido para muchos, una gran porción de la humanidad contestaría que optaría nacer en un país distinto a aquel en el que verdaderamente nació.

Y es que hay diferencias en las oportunidades, derechos y libertades que un individuo puede alcanzar o disfrutar, dependiendo de su nacionalidad, al punto de que el lugar de nacimiento impacta tremendamente en la vida del individuo: una mayor libertad para viajar u obtener una visa, el derecho a trabajar en otro país, menor carga de impuestos, acceso a un mejor plan de salud, acceso a una mejor educación, mayores oportunidades de empleo y/o de inversión…