My CBS, un saludo a su futuro


Sam Ojeda Sam Ojeda. Es el encargado de la sección “Por mi Cuenta”, dedicada a ayudar a aquellos que quieren salir de la esclavitud de las deudas y labrarse un futuro de prosperidad. De estilo directo, no cree en la autoayuda: «La mayoría de las personas requieren un “alguien” a quien dar razón, de lo contrario caerán en el desánimo o la auto-complacencia».

Sam es un conocedor de los mercados: acciones, divisas, materias primas, CFDs, futuros… y sólo los recomienda para el que sabe lo que está haciendo «Existe una herramienta a disposición del neófito: las cuentas Demo. No debe entrar “de verdad” hasta ser exitoso “de mentira”».

Teniendo en cuenta lo antes expuesto, recomendamos leer el material que Sam publica, siempre provocador y generador de ideas de inversión especulativa, con la precaución de no tomar medidas sin la ayuda de un profesional.

Reproducciones parciales o totales de los contenidos de este sitio web sólo podrán ser permitidas solicitándolo por escrito

Todo está en su Contra


01 | Mar | 2016

TIEMPO DE LECTURA DE ESTE ARTÍCULO: 6 minutos y 57 segundos

«Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?» (Jeremías 17:9)

Esta afirmación bíblica acerca de la naturaleza del corazón humano, es una de las verdades que las personas están menos dispuestas a aceptar, máxime si las mismas afirman hacerle caso a su corazón siempre. Básicamente, aquí se nos dice que somos perversamente engañados por lo que “sentimos” para que tomemos las decisiones equivocadas que nos arruinen.

Vemos pues, que desde el inicio de nuestra carrera al éxito y la prosperidad, a la meta de una vida plena, contamos con un enemigo perverso y manipulador del que no podremos zafarnos sino al morir: nosotros mismos.

Empresario, Valencia, Venezuela
Enero 20, 2015

Extraordinaria asesorìa y atenciòn personalizada. Un equipo de gente especializada en Negocios Internacionales. Todo parece muy simple a partir de las recomendaciones de este Equipo.

Cuestiones al parecer muy complicadas y casi imposibles como abrir una cuenta en el extranjero o abrir una compañìa en el extranjero, con My Cbs està al alcance de la mano con rapidez y muy económico.

En el caso de nuestros negocios, con My Cbs estamos en el camino de lograr desarrollar una plataforma organizacional con estructura financiera de negocio mundial.

En mi caso personal destaco la responsabilidad y disciplina del Sr Samuel Arenas, aparte de su calma y paciencia para llevar paso a paso a su cliente, por este camino de negocios. Por otra parte destaco que esta empresa nunca te deja solo y en cada fase de los procesos te mantiene informado con precisión y mucho profesionalismo.

Realmente recomiendo a este Equipo por su actitud de servicio y profesionalismo

Muchas gracias

A Varela
Valencia - Venezuela.

Ver más testimonios

Luego viene la interpretación de la realidad. Casi todo ciudadano tiene una interpretación diferente de la historia de su país que la que tiene su vecino en la frontera. Si uno dice “nos robaron territorio” el otro dirá “nos provocaron y tuvimos que darles una lección”. Éste dirá que el país vecino les espía y el segundo afirmará que es al contrario. Himnos cantados desde el jardín de infancia, banderitas y estatuas de héroes pasados, son todos cómplices para obnubilar nuestra apreciación de la realidad y la verdad…

(… y si usted es de los que está “bien informado” con CNN, Fox News o “El Universal”1 entonces coja el reto de leer por una semana RT para que entienda a lo que me refiero al hablar del enemigo llamado 'desinformación'2).

Al acabar la secundaria algunos complejos ya estarán bien asentados: de pobreza, de superioridad, de Edipo, de Peter Pan (eternamente adolescentes y dependientes), de gordura (o delgadez, o altura, o pequeñez), de Otelo (celos por falta de seguridad en sí mismo), de inferioridad… todos ellos distorsionando nuestra imagen, impidiéndonos alcanzar nuestro potencial y robándonos valiosos recursos mentales que se distraen en alimentar el complejo.

Al salir de la universidad, ya debemos tener una buena colección de prejuicios y creencias sexistas, sociales, de raza, de posición y otros:

  • todos los hombres son iguales
  • el pan integral engorda menos que el pan blanco
  • todos los hombres casados son infieles
  • todos los indios son cochinos
  • la juventud actual es peor que la de antes
  • no existe el verdadero amor
  • los ricos hacen trampa siempre, sino, no tuvieran lo que tienen
  • todas las mujeres están locas
  • los pobres son pobres porque no trabajan
  • el café es dañino para la salud
  • todos los colombianos son traficantes
  • los blancos son racistas
  • ¡eso no es música!
  • cuando a la mujer se la casa la hija, le sale piel de culebra

que unidos a las supersticiones adquiridas, nos impedirán avanzar con la vista aclarada en el colirio de la verdad.

Al comenzar nuestras vidas de adulto, se nos enfrenta “el sistema”, muchas veces injusto en cuanto a oportunidades de trabajo, de estudio extra y de crecimiento.

Luego, poco a poco, nos damos cuenta que el mismo Estado, aquel que representa a La Patria, al País, aquel que nos debe representar, funciona para que le sirvamos, despojándonos de lo que nos cuesta ganar y haciéndonos dependientes de él.

Creímos que aquel sueldo que nos ofrecieron en nuestro primer trabajo nos iba a alcanzar. Llegado el fin de mes, sin embargo, descubrimos que —hechos “los descuentos de ley”— nos queda solamente el 80 % en la mano. Peor, descubrimos también que de lo que nos quedaba, el Buen Estado nos carga un 20 %, pagado de a pocos en cada compra y gasto efectuado durante el mes mediante algo llamado VAT (IGV, IVA o el sabor que le gusten dar). Peor, al finalizar el año habrá que pagar Impuesto a la Renta.


Todo está en nuestra contra

Todo está contra usted
- Fotocréditos: My CBS -



Los compromisos que vienen con la vida adulta tales como sostener a los padres, comprar casa, educar hijos, etc., todos nos hacen ver que el sistema parece diseñado para que el ciudadano se rinda, se canse de luchar y prefiera entregarse en los brazos del Buen Estado para que le provea, a cambio de su sangre, su sudor y sus lágrimas.

Para mantener todo en orden, el Buen Estado necesita emitir leyes, reglamentos, decretos-leyes, regulaciones, ordenanzas, decretos legislativos… por supuesto. El diario el comercio de Perú, anunciaba el 28 de septiembre del 2009 que 12,000 de las 32,000 leyes que conformaban el ordenamiento jurídico de ese país a esa fecha, serían purgadas o derogadas como parte de un proceso para eliminar un total de 20,000. Bien por el Perú si tal cosa se concretó. ¿Y usted, a cuantas leyes debe sujetarse en su país de residencia?

En los EEUU, el Buen Estado eructa 80,000 páginas de nuevas regulaciones cada año. Por supuesto, este diluvio regulativo exige más gobierno (represor), que en buen español significa más burocracia (para obstaculizarle en sus emprendimientos), más deuda (que pagará usted) y más impuestos (que saldrán de sus bolsillos).

Parte del plan es —por supuesto— mantener las bóvedas abiertas para atender las solicitudes de crédito de la ciudadanía pues la consigna es alentar el gasto, desalentar el ahorro y encadenar al pueblo con gruesos eslabones de deuda.

Bajo este esquema, sólo las grandes empresas se sostienen, mientras que a Juan Pueblo se le hace cada vez más difícil ser un productor.

Pero espere. Deténgase. Este Camino al Fracaso y la Desesperación no tiene que ser recorrido necesariamente hasta el final. Por poco o mucho que ya haya andado en él, ¡usted puede apartarse y buscar un nuevo rumbo!

Si hay una porción de película que me marcó y que siempre recuerdo, es una de midnight express estrenada el año en que nací y que vería por primera vez 18 años después. Llamo a esa porción “cuando Billy comenzó a caminar en sentido inverso”.

Basada en una historia real, la película cuenta las demenciales experiencias de Billy Hayes en el sistema judicial y carcelario de Turquía, cuando después de varios años de sinsabores y sufrimientos, es finalmente condenado a 30 años de prisión. Ya habían pasado 5 años y Billy había sido reducido a un estado catatónico de infra humanidad en la prisión para dementes donde vagaba juntamente con otros prisioneros en su condición. Su única actividad parecía ser el caminar una y otra vez en círculo alrededor de un pilar, todos en la misma dirección.

Entonces sucede lo imprevisto: una visita de su novia estadounidense —que sale tan deprimida como él al terminar de verlo— genera en Billy una chispa: al día siguiente, empieza a caminar en sentido contrario a todos los demás en un acto de rebeldía por mantener su mente alerta y como un grito silencioso de ayuda a la oportunidad de escapar de ese horror. Es así como comienza su escapatoria y la búsqueda de un nuevo rumbo.

Si usted también desea escapar de la prisión invisible que le impide el progreso, el avance, una vida plena y mejor, en la sección por mi cuenta de nuestro sitio web, se le presentan principios tomados del libro por mi cuenta de Baruch, la estimulante guía de acción para todo aquel que quiera tomar las riendas de su vida financiera.


¿Harto de deudas? ¿Realmente desea escapar y ser libre de ellas?

Comenzando precisamente en el lugar en que se encuentra y con los recursos que tiene a mano, el texto le va motivando, fase a fase, a tomar los pasos que debe seguir para ver su vida financiera de otra manera, establecer un nuevo fundamento, salir de deudas, empezar su avance, redondear una perspectiva de largo plazo, invertir y finalmente alcanzar la cima de la montaña que eligió escalar.

Si casi todo el mundo da vueltas en una misma dirección, eso no significa que usted también deba. Camine en contra, conozca su corazón y sus sentimientos, venza a la desinformación y a la campaña publicitaria del sistema, derrote a los complejos, deshágase de prejuicios y supersticiones y conozca las armas y tácticas que esgrime el Buen Estado contra usted. ¡Tome su vida en las manos!

Un saludo a su futuro,

Sam Ojeda
Estructuras y Cuentas Bancarias Offshore


  1. ^ Nombre hipotético del diario más influyente de su país (suelen llamarse “El Nacional”, “El Comercio”, “La Nación”, etc.)

  2. ^ No avalo a RT, simplemente traigo a la mesa de discusión el hecho de que hay otras fuentes de información que muchos no consideran a la hora formarse opinión.