My CBS, un saludo a su futuro


Samuel Samuel Arenas. Habiendo tenido que vivir en varios países desde su juventud, sus estudios de banca y finanzas le dieron siempre un lugar de trabajo y posteriormente el trasfondo para sus actividades de consultoría y asesoramiento. Su experiencia abarca varias áreas del campo financiero internacional pero su especialidad es el asesoramiento en la formación de estructuras comerciales internacionales y banca offshore ayudando a individuos y corporaciones en la obtención de sus objetivos.

Un testigo de los perversos efectos del socialismo encubierto tras el buen 'estado paternal', o del vigilante 'hermano mayor' sobre los ciudadanos a quienes dice favorecer, tiene una posición muy crítica al respecto y trata siempre de aconsejar a sus clientes de una forma conservadora: «trato de que el cliente siempre pueda mantener el valor real de sus bienes». Leer más

Cuentas Bancarias y Empresas Offshore
¿Vale la Pena un Intermediario?


    1    2    3    4

Saint Vincent, Febrero 13, 2014

Esta es una interrogante que muchos enfrentan a la hora de abrir una cuenta bancaria offshore o registrar una empresa en el exterior (IBC o Compañía Internacional de Comercio). Mi opinión es la misma que la que tengo a la hora de comprar una laptop, una cámara digital de fotografía de última generación o un auto: buscar consejo. La diferencia con la apertura de una cuenta bancaria offshore es que probablemente usted no tenga a su alrededor muchas personas que tengan experiencia en esta materia como para darle un consejo y que usted pueda sopesarlos todos.

Antes de decidirse a iniciar este proceso usted solo o si debe usar un PISO (Proveedor Internacional de Servicios Offshore), debe saber un par de cosas:

  • no todos los bancos offshore son iguales. Cada uno se diferencia de otro por el mercado al que apunta, por su filosofía y por los servicios que ofrece.
  • no todas las cuentas bancarias offshore son iguales. Debido al punto anterior, las cuentas que ofrecen no son iguales aunque todas ellas sean cuentas corrientes o sean llamadas de igual forma.

Para entender lo anterior pongamos el caso de la isla de Curazao como un ejemplo. En este hermoso pedazo de Caribe, hay más de cincuenta bancos registrados, de los cuales menos de una docena son bancos a los que llamaremos “locales” en el sentido que atienden al público por medio de agencias ubicadas en diferentes localidades de la isla. Los demás son bancos “internacionales” (con una licencia distinta) que atienden solamente a personas y/o compañías extranjeras desde oficinas que apenas son cubículos o pueden ser grandes mansiones como la del Banco Provincial.