My CBS, un saludo a su futuro


Samuel Samuel Arenas. Habiendo tenido que vivir en varios países desde su juventud, sus estudios de banca y finanzas le dieron siempre un lugar de trabajo y posteriormente el trasfondo para sus actividades de consultoría y asesoramiento. Su experiencia abarca varias áreas del campo financiero internacional pero su especialidad es el asesoramiento en la formación de estructuras comerciales internacionales y banca offshore ayudando a individuos y corporaciones en la obtención de sus objetivos.

Un testigo de los perversos efectos del socialismo encubierto tras el buen 'estado paternal', o del vigilante 'hermano mayor' sobre los ciudadanos a quienes dice favorecer, tiene una posición muy crítica al respecto y trata siempre de aconsejar a sus clientes de una forma conservadora: «trato de que el cliente siempre pueda mantener el valor real de sus bienes». Leer más

No Sólo Superman Renuncia a su Nacionalidad Estadounidense


Lima | 25 | Feb | 2016

TIEMPO DE LECTURA DE ESTE ARTÍCULO: 3 minutos y 35 segundos

Siguiendo la anunciada renuncia a su nacionalidad estadounidense hecha por Superman en el # 900 de action comics del 27 de abril de 2011, una creciente cantidad de ciudadanos de los EEUU han seguido su ejemplo.

A pesar de que la tarifa para renunciar a la nacionalidad estadounidense fue subida en 2014 un 422 % para llegar a USD 2,350 (antes era USD 450), la tendencia no ha hecho sino aumentar: las últimas cifras revelan un aumento de 18 veces la cantidad de renunciantes que había en 2008.

Emprendedor, Medellín, Colombia
Mayo 14, 2013

Muchas ideas sin armazón que les diera una forma. Eso es lo que tenía en mi cabeza. Me afilié al servicio pago de My CBS y he tenido acceso a información invaluable. Ya tengo claras mis metas y en sólo dos años he logrado avanzar en mi internacionalización, dentro de 21 meses tendré otro pasaporte bajo la manga y he podido invertir sabiamente mis excedentes al punto que ya pronto tendré un capital interesante para mi nuevo proyecto.

Mil gracias amigos.
Giovanni Longoria

Ver más testimonios

Así, para 2015 la cantidad de renunciantes llegó a 4,279, un aumento significativo sobre los 3,415 que lo hicieron en 2014, sobre los 2,999 de 2013, los 933 de 2012 y los 231 del 2008.

Si bien estas cifras pueden considerarse minúsculas comparadas al tamaño total de la población, no dejan de marcar una tendencia exponencial. Además, pensando en lo que decía la célebre filósofa Rosa Luxemburg, «Aquellos que no se mueven, no notan sus cadenas», es necesario indagar en las razones que animan a tales renunciantes a tomar semejante medida.

Consideremos el caso cubano. Por muchos años ya, el gobierno de la isla recibe una fuerte entrada (la principal según algunos medios) por concepto de los salarios que los profesionales que deja salir a trabajar al exterior reciben y que van parar —en una gran porcentaje— a las manos de los Castro. O el caso de México, que según Donald Trump, envía sus ciudadanos a EEUU para generar dólares que son enviados a casa.

Pues bien, eso es precisamente lo que hace el gobierno estadounidense. EEUU parece poseer a sus ciudadanos como el señor feudal de antaño. No importa que un nativo de ese país, viva, trabaje y pague impuestos en otra nación: su amo le pedirá que pague impuestos a los EEUU de todos modos; de hecho, EEUU es uno de los dos únicos países en el mundo que impone el pago de impuestos a las ganancias generadas afuera, ¡aunque la persona no viva en los Estados Unidos!

No solamente eso, pero el pagar los impuestos es un trabajo de Titanes ya que la enorme cantidad de leyes y reglamentos a considerar, así como los formularios a llenar, parecen haber salido de el infierno de Dante. Imagine lo que sufren los 8.9 millones de “americanos” que viven fuera de su país, los cuales temen lo peor, ahora que el IRS (el servicio de impuestos gringo) tiene el poder de revocar pasaportes.


Renuncias a la nacionalidad estadounidense se multiplican

Las renuncias a la nacionalidad estadounidense se multiplican exponencialmente
- Fotocréditos: My CBS -



Considere además la cantidad de guerras en las que los EEUU se involucra y la posibilidad que un hijo, una hija o uno mismo sea llamado al servicio bélico, a “morir por la patria” en una tierra desconocida y peleando una guerra con la que no se está de acuerdo.

Pero de todas maneras, ¿para qué vivir en un país quebrado, con una deuda pública nacional de 19.1 trillones1 (impagable) y que cuenta con un banco central, una banca comercial y un fondo de garantía al depositante de los más insolventes del mundo?

Estados Unidos se ha convertido en un país socialista, donde casi 50 millones de personas viven de estampillas de alimentos y en donde ciudades emblemáticas como Detroit se han declarado en bancarrota (recibiendo agua regalada de Canadá para poder sobrevivir).

El Tío Sam además, aplica un espionaje masivo sobre la vida del ciudadano común, amén de que los derechos civiles ya no se respetan.

Estos son los hechos que «los que no tienen cadenas» han ponderado y los ha llevado a tomar la mejor decisión para sí y para los suyos. Como dice Baruch, el suceso histórico de nacer en cierto lugar no se puede cambiar pero sí el lugar donde se vive y el pasaporte que se usa.

Otro día escribiremos acerca de lo que está pasando en los países europeos, mismos que están siguiendo el camino al desastre pautado por los USAnos.


¿Quiere registrar su propia empresa (IBC) offshore?

En cuanto a usted, caro lector, debe considerar con cuidado los tiempos que le ha tocado vivir, analizar lo que está ocurriendo en el mundo, ver las consecuencias que vendrán sobre el país donde vive y las implicaciones de todo ello sobre su vida, la de su cónyuge y la de sus hijos.

Le quiero hacer una invitación a que considere afiliarse a nuestra Membrecía Premium por menos de lo que gasta en el café o el periódico diario. Será una de las mejores inversiones de su vida.

Un saludo a su futuro,

Samuel Arenas
Estructuras y Cuentas Bancarias Offshore



  1. ^ Las cantidades de dinero dadas en este artículo están expresadas en la escala corta, siguiendo las notas de prensa y material informativo de los cuales se obtuvieron.