My CBS, un saludo a su futuro


Baruch Baruch es la persona detrás de My CBS. Con 36 años viviendo e invirtiendo en diferentes países, ha sabido convertir a clientes en amigos y mudarse de asesor a consejero, poniendo los intereses de sus amigos en primer lugar.

Desde temprana edad en su carrera hubieron tres convicciones que modelaron la misma y le han dado forma a My CBS: - el hombre debe salir de deudas para no ser esclavo, - el hombre debe alcanzar su plenitud de vida a pesar de un nacimiento pobre o una escasa educación inicial, - todo hombre nace soberano y debe moverse por el mundo buscando su mejor acomodo.

«Fundamentalmente estaba en lo correcto en mis ideas pero aún me faltaba Dios. Aunque hice mis intentos por buscarlo, estaba perdido completamente en la forma; finalmente fue Él quien me encontró, y después de conocerle he añadido la más importante de las convicciones a mi vida: todo hombre debe buscar a Dios con sinceridad, y hacerlo en los evangelios».  Leer más

EL BLOG

Ver más artículos    

LIBERTARISMO vs. SOCIALISMO

  • Nigel Farage: «Esta UE es el nuevo comunismo. Es poder sin límites»   

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

TESTIMONIOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

  • EEUU: Récord en renuncias a la ciudadanía   
  • Impuesto por respirar, instaurado en Venezuela   
  • Mayor banco portugués, Espírito Santo, en problemas   
  • Impuesto a la lluvia   

PAÍSES y ESTADÍSTICAS

  • Noruega (sin deuda pública)   
  • Paraguay   
  • Perú   
  • Singapur (sin deuda pública)   
  • Estadísticas y data sobre Chile   
  • Estadísticas y data sobre China   
  • Estadísticas y data sobre Perú   
  • Singapur (datos y hechos)   

DINERO & DIVISAS -
Parte II: Las Divisas más Sólidas


TIEMPO DE LECTURA DE ESTE ARTÍCULO: 10 minutos y 44 segundos

Buenos Aires, 1ro de Junio 2014
   Última actualización: Junio 21, 2014

PARTE V - LAS DIVISAS MÁS SÓLIDAS, Y SUS FUNDAMENTOS

Hemos llegado al meollo del asunto. Si hay alguna ventaja en invertir en divisas, esto nos lleva inevitablemente a usar algunos parámetros para identificar las más seguras de ellas. Ahora bien, sabemos que el dinero de un país es emitido por el banco central del mismo y —como ya vimos— un banco central lleva un balance como cualquier otra empresa comercial, anotando en las columnas que lo componen, los activos (—lo que posee— como metales preciosos, garantías, acciones, bonos del estado), los pasivos (—sus obligaciones— como por ejemplo los billetes emitidos) y su capital o patrimonio (la diferencia entre los dos anteriores).

De lo anterior, lo que más nos interesa para esta exposición, es: 1) el Banco Central de un país tiene el monopolio de producción de dinero circulante, 2) el dinero producido es declarado "de curso legal"1 y, a veces, "de curso forzoso" para el pago de toda deuda, pública o privada en el territorio nacional, 3) el dinero que “sale” del banco central, es anotado en el pasivo de su balance y 4) la inevitable consecuencia de que si el banco central entra en problemas financieros, sus billetes (la divisa nacional) perderá valor rápidamente.


Divisa de curso legal

"Este billete tiene curso legal y fuerza cancelatoria ilimitada en todo el territorio de la República. Ley…"
No importa que "cancelatorio" no figure en el diccionario de la RAE, lo importante es la fuerza.



Teniendo en consideración lo ya expuesto, podemos usar un parámetro de identificación de una moneda o divisa. Se trata de medir la condición financiera de un banco central dado, en la premisa de que si un banco central es sólido, la moneda de ese país puede aguantar mejor las vicisitudes de un shock financiero global.

Una forma de medir la “salud” de un banco es la de medir su capitalización y ello también puede ser aplicable a un banco central. Para hacerlo, dividamos el patrimonio o capital entre los activos y obtendremos el Ratio de Capital del banco central que se estudie.

Según el diccionario de la banca barron, el Ratio de Capital es una razón o «cociente financiero fundamental para medir la adecuación de capital o la estabilidad financiera del banco [en estudio]. Como regla general, a mayor el ratio, mayor la solidez del banco. Un banco con un alto cociente capital-a-activos, está más protegido contra las pérdidas operativas que un banco con un cociente bajo, aunque esto depende del riesgo relativo a la pérdida de cada banco».

Empresario, Valencia, Venezuela
Enero 20, 2015

Extraordinaria asesorìa y atenciòn personalizada. Un equipo de gente especializada en Negocios Internacionales. Todo parece muy simple a partir de las recomendaciones de este Equipo.

Cuestiones al parecer muy complicadas y casi imposibles como abrir una cuenta en el extranjero o abrir una compañìa en el extranjero, con My Cbs està al alcance de la mano con rapidez y muy económico.

En el caso de nuestros negocios, con My Cbs estamos en el camino de lograr desarrollar una plataforma organizacional con estructura financiera de negocio mundial.

En mi caso personal destaco la responsabilidad y disciplina del Sr Samuel Arenas, aparte de su calma y paciencia para llevar paso a paso a su cliente, por este camino de negocios. Por otra parte destaco que esta empresa nunca te deja solo y en cada fase de los procesos te mantiene informado con precisión y mucho profesionalismo.

Realmente recomiendo a este Equipo por su actitud de servicio y profesionalismo

Muchas gracias

A Varela
Valencia - Venezuela.

Ver más testimonios

Normalmente este cociente se expresa en forma de porcentaje: mientras más alto, mayor el nivel de capitalización y mejor la salud del banco. Ratios de capitalización de 7 % o menos son infames y reflejan la poca solidez de un banco central. Por otro lado, niveles de 15 %, 20 %, 30 % o más indican lo contrario.

Un segundo parámetro que podríamos usar es el nivel de endeudamiento de un gobierno. La razón es que si un banco central entra en problemas, necesitará ser rescatado, y el único en capacidad de hacerlo es el gobierno central del país en cuestión, el estado. El problema surge, sin embargo, cuando el gobierno central ya está tan endeudado que no pude rescatar a su banco central…

Durante la crisis financiera de Islandia del 2008 al 2011 la situación se deterioró tanto que los bancos entraron en bancarrota de USD 85,000 millones y el gobierno terminó tomando enormes sumas de dinero en deuda con el fin de rescatar a su Banco Central.

Si hubo un “felizmente”, fue que felizmente —previo a la crisis— el gobierno de Islandia tenía un nivel de endeudamiento muy bajo, lo que le permitió asumir deudas que a su vez le permitieron rescatar a su Banco Central con el fin de que su moneda, la corona islandesa, no colapsara.

Ahora vea lo que pasó en este caso e imagine lo que podría pasar con una divisa que usted escoja mal como inversión: el resultado fue que la deuda estatal de Islandia se triplicó de un momento a otro y, para mediados del 2013, se había casi quintuplicado, lo que actualmente obliga al gobierno a pagar un enorme 17 % de sus ingresos por concepto de impuestos sólo para pagar los intereses de esa deuda, al mismo tiempo que se implantó un pesado control de capitales.

Aunque la moneda se apreció 9 % en el 2013, todavía el tipo de cambio para enero del 2014 era casi la mitad del valor que tenía en el 2007 antes de la crisis.


Si desea alcanzar la libertad financiera…

Pero la pregunta aquí es: ¿Qué de un gobierno que esté tan endeudado que no pueda tomar más deuda para rescatar a su banco central? Se comprende entonces, que este nuevo factor o parámetro: el nivel de endeudamiento de un gobierno es crítico para poder discernir la solidez de una divisa.

Veamos el caso de Chipre. A inicios del 2012 el gobierno estaba tan mal financieramente que dependía de un préstamo ruso de emergencia para cubrir su déficit fiscal y re-financiar su deuda por vencerse. En marzo del 2012 Moody’s rebajó el grado de riesgo de la deuda chipriota a la categoría de "basura" lo que, sumado a la crisis financiera interna, obligó al gobierno a pedir un rescate a sus socios de la Unión Europea.

A Chipre se le ofreció acceder a un rescate de €10,000 millones en Marzo del 2013, pero —como parte del trato— debía confiscar parte del dinero de los depositantes en todos los bancos chipriotas. Aunque el trato fue finalmente suavizado, de todas maneras muchos depositantes —principalmente rusos— perdieron importantes sumas de dinero en los bancos afectados por el “rescate”.

Así pues, en el caso islandés los contribuyentes e inversionistas fueron los rescatadores, en el caso chipriota, los depositantes.

Visto el peligro que anuncia un gobierno endeudado con respecto a su moneda, creemos que los dos parámetros mencionados nos proporcionan una manera de medir nuestro riesgo al invertir en determinada divisa extranjera de las 180 en existencia, y vamos a hacer uso de ellos para pasar revista a alguna de las opciones a nuestro alcance.

El Dólar de los EEUU Queda doblemente descalificado como divisa de inversión ya que el cociente de patrimonio o capital del banco central (la FED o Reserva Federal) es de un mero 1.5 %. Por otro lado, la deuda del gobierno es de 18.3 trillones e impagable, lo que impide al gobierno rescatar a su banco central.

En nuestro artículo Al Rescate de la “Gran” Banca veíamos que el endeudamiento de muchas de las naciones “desarrolladas”, comparado con sus respectivos PIBs, era astronómico: 237 % para Japón, 171 % para Grecia, 126 % para Italia.

Así pues, si pasamos al euro, al yen y a la libra esterlina por los dos parámetros ya conocidos para ver si dichas divisas pueden ser usadas como inversión, vemos que:

El Euro Queda eliminado.

El Yen Japonés Queda eliminado.

La Libra Esterlina Queda eliminada.

Movámonos pues de la zona de las divisas tradicionales y exploremos nuevas posibilidades.

El Renmimbi Chino Se ha apreciado un 25 % con respecto al dólar de los EEUU en los últimos 10 años, aunque todavía no es una moneda de libre convertibilidad. China ha comprado y sigue comprando enormes cantidades de oro para respaldar su moneda y convertirla en una divisa mundial de reserva.

Para diciembre del 2013 el renmimbi sobrepasó al euro convirtiéndose en la segunda más usada divisa en el comercio financiero mundial (después del dólar de EEUU), abarcando el 8.66 % de las letras de crédito y cobros. Los principales usuarios de la divisa china en el comercio financiero fueron China, Hong Kong, Singapur, Alemania y Australia. Si se toma en cuenta que sólo un año antes el renmimbi tenía un mero 1.89 % de participación en el comercio financiero mundial, el progreso ha sido notable y marca la tendencia que seguirá dicha moneda.


Cien Yuanes

El renmimbi no es aún una divisa de libre convertibilidad



Con la enormidad de su economía, China es un destino de exportaciones que todos anhelan, lo que ha permitido al país asiático ir estableciendo su moneda como la divisa contractual para que los productos o servicios vendidos a ese país tengan mayor atractivo. Además, China ha firmado una treintena de convenios de swaps de divisas2 con otros países o bloques de países estimulando así el uso de su moneda en el exterior para las inversiones y proyectos de desarrollo. Por último, se están estableciendo centros financieros offshore para el renmimbi: Hong Kong, Singapur, Taipéi, y más recientemente Frankfurt y Londres. En esta última plaza ya se está llevando a cabo el 62 % de los pagos hechos en RMB fuera de China.

En Noviembre del 2012 la Columbia Británica, una de las provincias occidentales del Canadá, emitió bonos para financiar su deuda y lo hizo en… renmimbi: RMB 2,500 millones. 42 inversores se pelearon por comprarlos y la demanda por 4 mil millones superó ampliamente a la oferta.

Muchos consideran a la divisa china como una moneda con potencial ya que estiman que la economía de ese país alcance los USD 120 billones para el 2040 o sea 3 veces la producción de todo el mundo en el 2000. En el 2011, 900 organismos financieros conducían negocios en RMB, hoy vemos que pasan de 10,000, esperándose además que la divisa china salga a la libre convertibilidad en el 2015.

Lamentablemente, los números que China y sus empresas publican no parecen fiables y en varias ocasiones han sido sujetos a críticas y dudas bien sustentadas. Por otro lado, el sistema financiero chino está dominado por los bancos, que a su vez son propiedad del estado chino, y, por tanto, no es suficientemente transparente, como no son suficientemente creíbles sus mercados de bonos y capitales. Por otro lado, las tasas de interés y el mismo tipo de cambio están determinados por razones políticas, centralizadas en el único partido que dirige los destinos chinos desde hace décadas.

El Dólar de Singapur Una divisa muy interesante. El banco central exhibe un cociente de capital un poco mayor al 7 %, a pesar de haber perdido USD 8,000 millones tratando de mantener su moneda subvaluada ante el dólar de EEUU. El gobierno por su parte, exhibe un atributo sumamente raro en nuestros días: no tiene deuda pública, por lo que se puede decir que esta divisa es sólida.

El dólar de Singapur no está ajustado o fijado a alguna otra divisa y, finalmente, Singapur es independiente y no depende de las decisiones o políticas de una mancomunidad de naciones como ocurre con buena parte de Europa.

La Corona de Noruega Dado que Noruega es el séptimo exportador petrolero, la corona noruega es a veces considerada una petro-divisa. Una de las monedas o divisas más sólidas del mundo, está respaldada por un banco central con un altísimo cociente de capitalización: 23.3 % según YAHOO! Finance, al tiempo que el gobierno tiene una deuda de… cero.

Noruega se ha sabido manejar responsablemente por lo que sus presupuestos normalmente tienen superávits —11 % del PIB, el último— al tiempo que opera un fondo patrimonial de USD 830,000 millones que hace a cada uno de sus ciudadanos teóricamente poseedor de poco más de un millón de coronas. Este fondo, equivalente al 183 % del PIB del país en el 2013, posee el 1 % de todas las acciones del mundo así como bonos y bienes inmuebles en Europa, Norteamérica y diversas partes del mundo, en claro contraste con otras naciones “desarrolladas” y “ricas” que se desmoronan bajo el peso de sus deudas.

Al igual que la de Singapur, la divisa noruega no está ajustada o fija a alguna otra divisa. Noruega no depende de las decisiones o políticas de una mancomunidad de naciones como ocurre con buena parte de Europa, ni participa —como los países de la Comunidad Europea— en el rescate de las deudas o en los problemas financieros en que alguno de sus miembros se vea envuelto.

Como puede apreciarse, no son muchas las opciones y ello es un indicativo de la situación financiera por la que atraviesan las economías mundiales, así como la debilidad de muchos de sus bancos centrales y sus monedas. De acuerdo a nuestra visión, la inversión en divisas debe considerar el largo plazo; hay que estar dispuesto a esperar y estar pendiente por si la situación cambia.

Ahora, si lo que desea es jugar a Forex, lo indicado sería escoger una divisa como el yen japonés o la libra inglesa y apostar a su baja contra alguna de las sólidas monedas nombradas. Sea cuidadoso y antes de animarse, tómese unos minutos para leer nuestra serie sobre Forex.

Un saludo a su futuro,

Baruch
Estructuras y Cuentas Bancarias Offshore

Si desea contactarnos…


Parte I: Los Metales Preciosos    Parte II: El Dominio Mundial del “Dólar”    Parte III: La Creación del Dinero    Parte IV: Ventajas Atribuidas a la Inversión en Divisas    Parte V: Las divisas más sólidas como inversión


  1. ^ El estado “legaliza” la moneda que emite, declarándola “buena” para el pago de obligaciones y deudas, obligando así al país en forma efectiva a hacer uso de ella (ver billete paraguayo como ejemplo, más arriba).
    En algunos países se declara al dinero de curso legal como único medio de pago (moneda de curso forzoso), en otros se acepta el uso de otros medios de pago (Canadá), pero en general, la idea es que no se pueda rechazar el pago de una obligación cuando ésta es hecha en la divisa de curso legal. Un caso extremo fue el caso de Francia, cuando en 1870 —al establecer su moneda de curso legal— decretó en su código penal la acusación y procesamiento de quienes no aceptaran tal dinero.

  2. ^ De la palabra en inglés swap = intercambio, un swap de divisas es un acuerdo de divisas entre dos partes para intercambiar aspectos de un préstamo (sobre todo el principal y/o los pagos de intereses) en una moneda, por aspectos equivalentes de otro préstamo similar en valor presente neto en otra divisa. Wikipedia ofrece un excelente ejemplo del uso de los swaps de divisas.


«El dinero es mi ejército, cada dólar un soldado. Nunca envío mi dinero a la batalla sin estar preparado e indefenso. Lo envío a conquistar y tomar divisas prisioneras y traérmelas a mí».
Terence Thomas Kevin O'Leary, empresario, inversionista, periodista, escritor, comentarista financiero y personalidad televisiva canadiense. Es mayormente conocido por ser uno de los inversionistas "tiburones" en la serie de programas de tele-realidad de ABC tanque de tiburones. [1954 - ]


etiquetas: