My CBS, un saludo a su futuro

Cuando alguien vive encerrado en la realidad de su propio medio, cultura y nación, pierde la visión amplia de lo que está pasando en el mundo, y esta realidad finalmente afectará su entorno sin que la persona comprenda lo que sucede. My CBS es su puerta al mundo offshore, al mundo de afuera.

Aunque es innegable la tendencia mundial de parte de los estados, de coartar las libertades de la gente a través de leyes y normas que influyen dramáticamente en la salud, las finanzas, la privacidad y la seguridad de los ciudadanos, en My CBS creemos que todos tenemos derecho a conocer los hechos, a trazar estrategias y a tomar acciones que —no siendo ilegales— nos devuelvan una parte de esa libertad perdida.

En este sitio web —aunque usted no sea un miembro pago— encontrará no solamente la información que le hará comprender, sino las herramientas para tomar el control de su futuro económico, adelantándose a lo por venir. Como miembro suscrito, sin embargo, contará con el detalle, los nombres de los contactos, los parámetros y lineamientos que le ayuden a tomar decisiones de cómo proceder, además de nuestra experiencia y —en lo posible— con entrevistas personalizadas para analizar su caso.

La membrecía anual es de tan sólo USD 175.00, aplique hoy por la suya. Desde ya, un saludo a su futuro.

Reproducciones parciales o totales de los artículos publicados en mycbs.biz serán permitidas previa solicitud hecha por escrito.

¿Por qué debo abrir una Cuenta Bancaria Offshore?


Curazao | 12 | Jul | 2012
   Última actualización: 31 | Nov | 2016

TIEMPO DE LECTURA DE ESTA SECCIÓN: 7 minutos y 49 segundos

Quizás usted se pregunte: ¿Por qué yo debería abrir una cuenta bancaria fuera de mi país? Bien, existen cuatro poderosas razones por las cuales usted ya está en desventaja si no posee una y en los siguientes párrafos espero poder desglosarlas lo más claramente posible para usted.

Las motivaciones y razones principales por las que individuos y corporaciones (entre ellos usted) deberían abrir y abren una son:

1.- RAZONES DE TIPO POLÍTICO Y/O CAMBIARIO

Cuando sólo hay impedimentos…

Aquí consideramos que el motivador de la decisión de ‘moverse’ offshore es el estado mismo y su accionar sobre los ciudadanos bajo su autoridad. Hablamos de gobiernos alrededor del mundo que en pleno siglo veintiuno mantienen a sus gobernados bajo un régimen de oscuridad financiera: no es posible el acceso a divisas extranjeras, no existen cuentas bancarias en divisas ‘duras’ o fuertes, no se pueden hacer transferencias internacionales con facilidad y en general excluyen al ciudadano de los actuales instrumentos y mecanismos económicos que la sociedad global tiene a su disposición.

El problema consiste en que dichos impedimentos frenan la libre creatividad e innato deseo de superación del ser humano, no dejándolo moverse libremente, como si fuera que su país es el mundo entero. Tener una cuenta offshore, manejable en línea y fuera de la “zona de sufrimiento” (su país), es la primera puerta en ese camino de escape.

2.- RAZONES IMPOSITIVAS

Impuestos…

Algunos estados se convierten en un enorme monstruo que devora el producto del esfuerzo, inteligencia y capacidad de riesgo de sus ciudadanos, y lo hace a la fuerza mediante un sistema impositivo (la palabra lo dice todo ¿no?) que castiga al que más trabaja y produce: impuesto sobre la renta, a la venta, sobre producción y servicios, impuesto para la promoción turística, aranceles de diversos tipos, impuesto al activo, a la tenencia, al uso del suelo, a la ganancia, de alcabala, prediales, a los licores y al tabaco, sobre sucesiones y donaciones, a las transacciones financieras, etc. Vengo llegando de un periplo por cuatro países sudamericanos explorando oportunidades de inversión para nuestros clientes. En el primero al que llegué, el IVA o impuesto al valor agregado que se aplica a todo producto que llega al consumidor es de 21 %, en el segundo es de 22 %, al llegar al tercero la norma era el 19 % y en el último—allí se llama IGV—el 18 %. ¿Se da usted cuenta cabal de lo que esto significa? Algo que debería costar 100 se le vende a la población ¡a 122! ¡Y eso se aplica a todo lo que compra! ¡Aparte de todos los otros impuestos ya mencionados!

Empresario, Puerto Rico
Agosto 30, 2013

Hola My CBS. Para mí, este material del que disfrutamos los afiliados es muy práctico. He ido paso a paso conforme a mi comprensión y las circunstancias que se han ido dando. Debo decir que cuando uno tiene ya la visión, el enfoque, las cosas van cayendo en su sitio y se van dando porque uno las va buscando. En estos casi tres años con ustedes hemos logrado con mi esposa conformar el trust offshore que protegerá nuestros ahorros y el que usamos para invertir. Ahora tomaremos las vacaciones de fin de año para ir a Oceanía (nunca lo hubiera pensado) con el fin específico de abrir las cuentas que necesitaremos en Singapur. Me siento muy bien y soy una fuente de inspiración y de consejo para muchos de nuestros amigos.

Prefiero que mantengan mi nombre bajo reserva. Gracias mil una vez más.

Ver más testimonios

En algunos países las cotizaciones al seguro social y para jubilación no son nada más que impuestos pagados al estado en la medida en que no ofrecen la calidad de servicio prometida cuando surge la necesidad, desentendiéndose ese estado del compromiso asumido.

No siendo todo lo anterior suficiente, la ineptitud, desconocimiento y corrupción de los políticos enquistados en el poder provocan los dos peores ‘impuestos’ de todos: la inflación y la devaluación, que son el fardo pesado de miseria que todos deben pagar, mientras el gobierno sigue imprimiendo dinero fíat.

En este contexto no es sino natural que individuos y empresas busquen un manejo impositivo más inteligente. Aquí no hablamos de evadir impuestos (ni se le ocurra: los estados—cada vez en un número mayor—sancionan legalmente la evasión de impuestos como UN ACTO CRIMINAL) sino de planificar mejor los mismos analizando las leyes impositivas del país donde se vive y mediante los mecanismos e instrumentos que la moderna contabilidad y la banca offshore ofrecen, no tratándose pues —como repito— de evadir impuestos, sino de buscar la forma legal de pagar lo menos posible.

3.- MOTIVACIONES DE SEGURIDAD Y PRIVACIDAD

Decisiones importantes

Aquí se pueden considerar brevemente cuatro vertientes:

  1. La primera tiene que ver con el simple sentido común de no poner todos los huevos en la misma canasta. Quizás usted ve cómo cada día más el sistema bancario de su país le ofrece menos garantías de solvencia o ha caído en el juego de la especulación inmobiliaria o financiera que tarde o temprano reventará (como en EEUU y su burbuja inmobiliaria del 2008 o el caso de España) y quiere tener una alternativa segura de dónde colocar su dinero que no sea debajo del colchón.

  2. La segunda se refiere a conservar los propios asuntos financieros en reserva como una medida de seguridad contra secuestros, chantajes, pleitos legales de ex socios tramposos y “juicios” diseñados por abogados inescrupulosos (aprovechando un sistema legal ya ineficaz y entrampado) únicamente con el fin de apoderarse del fruto del esfuerzo de tantos años de trabajo.

  3. La tercera es debido a la creciente rapiña de los estados que haciendo uso de la ‘ilegalidad legal’ (término acuñado por Carl Thomas) expropian impunemente la propiedad privada, no ofreciendo el sistema jurídico las suficientes garantías al ciudadano de que lo suyo no será tocado. Esto último se debe a que —aunque muchas veces las leyes pueden ser justas— un corrupto y manipulado sistema de jueces se prestará a despojarlo de sus bienes que ahora son ‘de utilidad pública’. Algunos gobiernos confiscan el dinero de sus ciudadanos, otros meten la mano en los fondos del sistema de pensiones cambiándolo por “bonos” del propio gobierno, aún otros nacionalizan la banca, obligan por ley a convertir las cuentas en divisas a moneda nacional, frenan la libre convertibilidad de la moneda local, y un largo etcétera.

    1. Le pueden quitar su establecimiento de estacionamientos o sus tierras (aunque la ley le dé la razón).
    2. Los gobiernos quedan impunes a la hora de nacionalizar (suena muy patriótico ¿no?) empresas para explotarlas 'a favor del pueblo'. Al expropiado mientras tanto, solo le queda ‘esperar’ que será compensado justamente.
    3. Su gobierno podrá restringirle por todo un año que disponga libremente de su dinero en su cuenta corriente, de ahorros o a plazo fijo y decirle en su cara que tal medida es positiva.
    4. Hay partidos políticos o facciones de ellos que no dudarán en robar un banco para hacerse de fondos para financiar su ‘revolución’. Probablemente le llamen “expropiación”.
    5. No dude que su gobierno no dudará (sí, lo sé, estoy jugando con las palabras) en confiscarle todo el oro y plata que le pertenezcan a usted.
    6. Seis trillones de dólares se pueden ‘desvanecer’ de las cuentas de retiro (pensiones) de una nación.
    7. ¿Sabía que puede ver en vivo cómo un país se endeuda sin importarle las consecuencias de miseria que pagarán sus ciudadanos? La deuda americana en estos momentos es de 20 trillones de USD; no sé a cuánto habrá subido cuando usted pise el enlace…
    8. Olvídese de las diferencias entre países desarrollados y los del ‘tercer mundo’ a la hora que su gobierno decida robarle su dinero legalmente. Hungría, Bulgaria, Polonia, Irlanda y Francia están marcando el paso en Europa en cuanto a los mecanismos más apropiados para despojarle de los fondos de su seguridad social, aunque estén en fondos privados. Aún le harán una oferta irresistible: “O me das el dinero… o me lo das”.
    9. Su gobierno puede obligar a los policías, fuerza armada, empleados y trabajadores del país a aportar por diecinueve años a un ‘fondo para la vivienda propia’, substituirlo luego durante seis años más por un “Impuesto Extraordinario de Solidaridad” para terminar eliminándolo finalmente… al mismo tiempo que ‘elimina’, desaparece, hace humo los aportes (caso peruano y el Fonavi).
    10. Si la moneda de su país es sólida y respaldada por oro o plata, preocúpese: su gobierno puede de un plumazo acabar con la convertibilidad del papel moneda por lo que representaba, oro o plata, y comenzar a imprimir cuanto dinero fiduciario (fiduciario = basado en la fe) se le antoje (bueno, hay un 99 % de probabilidades de que ya lo haya hecho). Si el banco que utiliza es uno sólido, con reservas en oro, preocúpese también: su gobierno podrá obligarlo en cualquier momento a entregarle todo el oro de sus bóvedas.

  4. Por último, hay una motivación de simple privacidad para abrir una cuenta bancaria offshore: el derecho que tiene todo individuo a mantener sus asuntos en reserva, secreto e intimidad. La caléndula, la verbena, la anémona, el narciso y el tulipán necesitan del sol directo para florecer, pero también hay especies floridas que le harían coro a la divisa de una reconocida jurisdicción offshore bañada por el Mar Caribe: “A LA SOMBRA FLOREZCO”.

Por todo lo dicho, no es sorprendente que personas con espíritu libre, preocupadas por el bienestar futuro de sus familias, celosas de su privacidad, opten por derivar una parte de su patrimonio a un lugar seguro; se trata de diversificar, de no tener todos los huevos en la misma cesta y eso no es un privilegio de los ricos, es un derecho que tiene toda persona —no necesariamente adinerada— a optar por un paraguas financiero que la cubra de la lluvia que ve venir.


¿Quiere abrir una cuenta bancaria offshore?

Habiendo considerado tres conjuntos de razones o motivaciones que existen para abrir su cuenta bancaria ‘cruzando la frontera’, pasemos ahora a analizar la cuarta, a llegar a algunas conclusiones y a tomar los pasos necesarios para nuestra diversificación económico/financiera.


¿Por qué debo abrir una Cuenta Bancaria Offshore?

¿Por qué debo abrir una Cuenta Bancaria Offshore?    ¿Por qué debo abrir una Cuenta Bancaria Offshore? (Continuación)